InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Quaterni


Libros populares ver más


Críticas recientes
Paloma
 21 agosto 2019
Pachinko de Min Jin Lee
Pachinko es una saga familiar escrita con una prosa muy bella pero retratando una historia muy triste sobre temas que hoy más que nunca continúan siendo relevantes, como la migración, racismo y marginalización.



La historia inicia en la década de 1930 cuando Sunja, una jovencita de Corea, se enamora de Koh Jansu, un hombre mayor, también coreano, pero que desde muy pequeño emigró a Japón. En este punto, es importante destacar el contexto histórico: Corea era una especie de colonia japonesa y sus ciudadanos sufrían de una gran opresión en su propia tierra. Sunja y su madre eran algo privilegiadas, pues manejaban su propia casa de huéspedes en un pequeño pueblo cerca de Busan, pero la situación cada vez se complicaba más.



Sunja se embaraza pero Koh Hansu le dice que no puede casarse con ella porque él ya está casado en Japón. Sunja termina con él, negándose a ser su amante pero le confiesa todo a su madre. La situación es tensa pero entonces aparece Isak Baek, un pastor cristiano que va de camino a Osaka para reunirse con su hermano, quien le ha dicho que hay más dinero y oportunidad allá que en Corea. Isak es un buen hombre y al enterarse de la desgracia de Sunja, ofrece casarse con ella, si bien también lo hace porque es un hombre que toda la vida ha sido enfermizo y sabe que puede ser una oportunidad de ayudar a una mujer que pronto puede convertise en viuda.



Después de casarse, Sunja e Isak se trasladan a Osaka, y comienzan a vivir con el hermano de Isak, Yoseb, y su esposa Kyungee. Los primeros años son complicados pero felices pues todos se apoyan como familia –Sunja se encariña con su marido y encuentra a una hermana en Kyunghee. Isak es feliz con su hermano y su trabajo y se crea una red de apoyo muy fuerte. Noa nace y es criado por Isak como propio, y a los pocos años nace Mozasu. Son buenos años, a pesar que la vida es difícil pues en Japón son considerados como personas de tercera clase, ya ni siquiera ciudadanos que viven al margen solo por ser coreanos.



Y de pronto, vuelve a aparecer la tragedia –Isak es arrestado por sus creencias religiosas y separado de su familia durante tres años. Cuando regresa, está al borde de la muerte. Las consecuencias de esta pérdida sacudirán a la familia en los próximos años y Sunja sabrá que la causa que la hizo dejar Corea siempre será una constante en su vida.



Como mencioné, Pachinko es una historia conmovedora y triste. Si bien hay algunos momentos felices –aquellos relativos a la familia y el apoyo que se dan mutualmente – la novela no deja de mostrar lo difícil que es vivir en un país extranjero, soportar el racismo y la incomprensión, todo en aras de encontrar una mejor vida que se niega en el país de origen. Porque sin importar lo que hicieran, y que tan buenas personas y ciudadanos fueran, los coreanos siempre fueron vistos como de tercera clase, como criminales, sucios y flojos. Y no pude dejar de pensar en las semejanzas de ese discurso en el Japón de mediados del siglo pasado a la retórica que hoy en día existe tanto en Estados Unidos como México.



También el libro expone lo difícil que es vivir con ese estigma y como éste puede manchar la vida de aquellos que nacieron y se criaron de hecho en un país, que a final de cuentas los rechaza –económica y socialmente. Particularmente la historia de Noa me dejó sin palabras.



Finalmente, otro de los méritos más importantes de la novela en mi opinión es la prosa: es hermosa y es imposible dejar de leer. El único pero que le vi y creo que fue lo que no me dejó darle una mayor calificación, fue que la última parte me pareció larga y un tanto lenta –sobre todo cuando se incluyeron historias de personajes secundarios que creo que aportaron muy poco a la historia de la familia Baek y restaron fuerza a la narración. Y, una cuestión de gusto muy personal es que me hubiera gustado ver un regreso a la patria, aunque fuera breve y tener aunque sea un pequeño momento en la actual Corea.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
maldonadorocio40814
 19 julio 2019
KAIKI. Cuentos de terror y locura de Ryunosuke Akutagawa
Exelente
Comentar  Me gusta         00
Bren
 14 junio 2019
Anatomía de un Asesinato de Traver Robert
A pesar de que no leo muchos libros de este género, el thriller jurídico, no puedo negar que me fascina, por supuesto hablo de juicios relacionados con el proceso legal basado en el “common Law”, mientras que en mi país los juicios y la ley se basan en el derecho romano y por lo tanto los juicios son totalmente diferentes y para mí, mucho más complicados y aburridos, en Estados Unidos ese juego legal de juzgado, jurados, juez, abogado defensor y fiscal que se enzarzan en una lucha verbal y demás, me divierte enormemente, por supuesto me imagino que una vez metido en el sistema legal en la realidad en Estados Unidos resultará en algo diferente de lo que vemos en las películas y libros, pero mientras tanto, nos entrega libros realmente disfrutables dónde abogado defensor y fiscal se pelean en un juicio verbal y normalmente son tan divertidos e interesantes que siempre son bastante emocionantes.



Este libro se desarrolla completamente en el tema del proceso legal y juicio de un hombre que ha sido acusado de asesinato en primer grado, el libro comienza donde el abogado defensor recibe a la esposa del inculpado para contratarlo.



El inculpado, además de haberle metido 5 balas a otro hombre delante de muchas personas, se entregó a la policía una vez asesinado al otro hombre, así que como verán la defensa no tiene, en apariencia, mucho de donde agarrarse para lograr un veredicto a favor.



Todo el libro estamos inmersos en el ir y venir y la genialidad, tanto del abogado defensor, como de un ayudante del fiscal en el juicio, la presentación de pruebas, la interrogación de los diferentes testigos de cargo y a favor, las declaraciones finales de ambos abogados y en medio de todo eso, la investigación legal y personal que se tiene que hacer por parte de la defensa para presentar su caso.



Toda esa parte me encantó, ya he dicho que me fascina, esta muy bien planteada y además no se me ha hecho para nada difícil de leer o de comprender a pesar de los muchos términos legales utilizados, pero además, este libro fue escrito en 1958, así que, también me ha resultado muy interesante ver cómo trabajaban pruebas y demás en una época con poca tecnología, nada de ADN, nada de teléfonos celulares, nada de tecnología de punta, todo se hacía a base de ingenio y verdadero trabajo de escritorio y lectura de mucha información en papel, por otro lado, también el ver detalles como el que todo mundo fumaba en todas partes, dentro del juzgado, dentro de la cárcel, en la casa de todas las personas, cosa que como sabemos, ahora es casi pecado capital.



Me ha gustado mucho este libro, está narrado en primera persona por el que es el abogado defensor, aunque no me importa leer libros de este estilo narrativo, si que es verdad que cuando leo algo así, me quedo siempre con las ganas de saber que pasaba por la mente de otros personajes y que es imposible saberlo porque solo tenemos las impresiones que nos entrega quien narra, pero aún así tengo que decir que está tan bien escrito que no me ha hecho mucha falta esa parte.



Para quienes les gusten las novelas basadas en juicios y situaciones legales, les aseguro que este libro les va a encantar.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         20




{* *}