InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Insólita Editorial


Libros populares ver más


Críticas recientes
Sara_feerica
 27 noviembre 2019
El largo viaje a un pequeño planeta iracundo de Becky Chambers
El largo viaje a un pequeño planeta iracundo es la opera prima de Becky Chambers. Esta primera novela fue primero autopublicada por Kickstarter. Tras el éxito rotundo de dicho Kickstarter y el apoyo de los fans, la novela dio el paso a una editorial y terminaría siendo reconocida quedando finalista en premios como el Arthur C. Clarke. Esta novela es la primera de la llamada Saga Wayfarers que se compone de tres libros actualmente, estando la publicación del segundo confirmada en español por Insólita Editorial. Aunque los libros se pueden leer de manera independiente, están conectados de alguna manera por los personajes y, sin duda, son estos lo más destacable de la novela, pero de eso hablaré más adelante.

La trama se sitúa en su mayor parte en la Peregrina, una tuneladora espacial, es decir, una nave que abre agujeros espacio-temporales para conectar diferentes lugares de universo. Nos encontramos en un momento del futuro en el que el hombre ya no está solo en el universo y tiene que relacionarse con el resto de especies sapientes. A todo esto, llega una nueva integrante a la Peregrina, en el momento en que su tripulación es contratada para hacer un túnel que conecte con una nueva especie aliada de la Confederación Galáctica. Esta especie es muy belicosa e incomprensible en muchos aspectos, por lo que nadie sabe que esperar de ellos ni de esa alianza.







Esta novela se puede clasificar de muchas formas. Es un Space Opera en toda regla, por algo la principal influencia de la autora ha sido Star Trek, aunque a mí me ha recordado más a la serie de televisión Firefly, más corta y menos famosa que Star Trek. Su reparto coral y el hecho de realizar misiones me recuerda más a esta última que a Star Trek. En la diversidad de especies de la Peregrina se ve que la autora ha mamada mucho de este género. A Largo viaje... también se la ha apodado como Sitcom Espacial por este interesante elenco de personajes, os dejo un artículo de Esteban Betancour sobre esto, que lo explica mucho mejor que yo.

También es Ciencia Ficción Social dura, aunque no deja de lado las otras ciencias, los temas que maneja son en su mayoría de índole social. Temas como la identidad, la libertad, la sexualidad, la política, la comunicación, etc... son tratados en la novela. Y la comunicación es el tema más importante sin duda ya que, de la misma forma que la Peregrina conecta civilizaciones, la tripulación de la Peregrina tiene que convivir y comunicarse dentro de su pequeño cosmos. Dicha tripulación está formada por distintas especies, todas ellas con modos de vida y costumbres diferentes que supondrán barreras socio-culturales que tendrán que superar. Es curioso que la xenofobia o el especismo está muy mal visto en la novela. Eso no quiere decir que no existan prejuicios de unas especies a otras, pero estos son criticados en la novela. Además, los humanos nos hemos tenido que adaptar a los alienígenas debido al papel secundario que tenemos en el cosmos.

Al mismo tiempo, la novela es profundamente antiantropocentrista. La novela es una cura de humildad para los humanos, ya que el papel de estos es totalmente menor. Esto se ve en el lugar que tienen dentro de la Confederación Galáctica, no son una parte importante de la misma, si no unos totales segundones. El humano aparece como un elemento insignificante. Con esto, la autora quiere plantearnos nuestra forma de ser y como está podría llevarnos a la extinción, una extinción que casi ocurre en el universo de Chambers.



La novela también se enmarca dentro de la Ciencia Ficción Costumbrista. Al contrario de lo que suele pasar en los Space Opera, esta obra se centra en lo íntimo, dejando de lado las grandes epopeyas espaciales. No es que no haya acción, pero está no brilla tanto como otros elementos de la obra. Chambers nos habla de las pequeñas cosas que ocurren todos los días.



Por último, esta novela se encuentra dentro del Hopepunk. La lectura de un Largo viaje a un pequeño planeta iracundo es muy positiva, pese a su final agridulce. El tono optimista prepondera en la novela pese a la advertencia que nos lanza Chambers sobre nuestro comportamiento destructivo. Es una novela de aprendizaje, donde las diferencias entre los personajes se acaban superando. Al igual que ocurría en Binti, Chambers prefiere hacer un llamamiento a la comprensión y a la tolerancia, que fomentar el odio.

En cuanto al mundo que crea Chambers es muy rico, pero esa riqueza no se basa en la descripción. En muchos casos son los personajes los que nos dan la información necesaria par a comprender el mundo que ha creado Chambers. Los diálogos están llenos de reflexiones, lo que hace la lectura bastante amena. Sin describir demasiado, crea un mundo coherente con buenas bases. La autora crea multitud culturas y especies originales que dan mucha riqueza al mundo.

Los personajes son el punto central de la novela y sin duda es lo que más me ha gustado de la misma. En la tripulación de la Peregrina predomina la diversidad. Tenemos a algunos humanos, estos también vienen de culturas diferentes, ya que algunos son refugiados y una de ellos proviene de Marte, siendo esta considerada de una posición social superior. También hay de otras especies, con organizaciones sociales propias de su biología y de su planeta de origen. Sin duda, hay que destacar a Lovely, la IA que maneja la nave y que es uno de los personajes más interesantes de la novela por la relación romántica que tiene con otro miembro de la tripulación. Todos los miembros de la tripulación tienen su profundidad y su historia detrás, así como una cultura propia y una forma de relacionarse con los demás. Esta variedad de personajes da lugar a muchas tramas, a muchas reflexiones y a muchas relaciones entre ellos. Este reparto coral es el motor narrativo de la novela y es el portador de los mensajes que Becky Chambers nos quiere transmitir. La tripulación habla, se relaciona y con ello la autora consigue hablarnos de muchas cosas.





Debido a esta importancia que Chambers deposita en los personajes, en la novela abundan los diálogos largos. El estilo de Chambers es ágil y fluido, es una novela muy bien escrita para ser de una autora novel. Eso sí, tiene un ritmo algo irregular en ocasiones. A veces hay saltos en el tiempo poco claros, ya que la novela resulta ser episódica en muchas ocasiones acentuando su parecido con una Sitcom Espacial.

Al acabar la novela, te queda una sensación agridulce y no solo por el final. La familia que se forma en la Peregrina se despide del lector en esta novela, dejándonos con ganas de saber más de esta peculiar tripulación y sus aventuras. Con ello, nos deja ese mensaje de advertencia y de esperanza al que deberíamos prestar atención. El largo viaje a un pequeño planeta iracundo se convirtió en lo mejor que leí el año pasado. Me enamoró esta Sitcom Espacial. Becky Chambers es una de las tantas autoras de Ciencia Ficción que están saliendo a la luz en los últimos años, que demuestran que las mujeres pueden escribir una CF tan buena como los hombres, incluso mejor en mi opinión.
Enlace: http://hadalectora.blogspot...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MariaT
 21 octubre 2019
Ciudad de Jade de Fonda Lee
«La familia es deber. La magia es poder. El honor lo es todo». Esas tres frases que aparecen en la cubierta resumen a la perfección el libro que hoy les quiero recomendar para el #LeoAutorasOct 2019: Ciudad de Jade, de Fonda Lee. La novela ganadora del World Fantasy Award 2018 llega a España de la mano de Insólita Editorial, con la excelente traducción de Antonio Rivas y con una espectacular ilustración de Fran Mariscal Mancilla. No sabía que necesitaba tanto esta historia a la que llaman «El Padrino con magia y kung fu» hasta que me adentré en sus páginas y quedé sorprendida por su rico mundo, pero, sobre todo, por sus increíbles personajes.



“El jade, por sí solo, no convertía a nadie en un huesos verdes. Eran la sangre, el entrenamiento y el clan los que creaban a un guerrero de jade; así había sido siempre”.



La novela nos trasladará a Kekon, una isla de inspiración asiática que centra su comercio en el jade que, en ese mundo, es mucho más que una piedra preciosa. En el universo de Lee el jade es sinónimo de poder y magia, porque portarlo potencia de manera exponencial las habilidades físicas y mentales de la persona que está en contacto con las gemas. Algo que había sido un privilegio exclusivo de los guerreros de la isla, a los que se les conoce como huesos verdes, pero solo hasta que los extranjeros desarrollan una droga que permite que, por el precio correcto, cualquiera pudiese hacer uso del jade, sin importar que no tenga la resistencia necesaria o el entrenamiento adecuado.



Los huesos verdes que surgieron para defender Kekon de las invasiones extranjeras, tras la guerra de independencia, terminaron separándose en clanes familiares que ahora buscan controlar de manera independiente sus territorios y su parte en la producción de jade de la que depende en gran medida la economía de toda la isla. Por eso, cuando la nueva droga hace aparición, lo que empieza como pequeñas disputas territoriales entre los dos clanes principales, Sin Cumbre y Montaña, puede escalar hasta convertirse en una guerra abierta y sin cuartel en la que todo y todos estarán en peligro.



“Un montón de gente, tanto en la isla como en el extranjero, estaba dispuesta a perder años de vida por usar una droga peligrosa que permitía portar jade a los no kekoneses, sin dedicar años a entrenarse intensivamente y sin sufrir una muerte horrible a causa de la comezón”.



Como lectores, conoceremos el conflicto desde la perspectiva del clan Sin Cumbre. Con una narración coral, iremos cambiando de narradores entre diferentes miembros del clan de la familia Kaul para conocer no solo la estructura de poder de los huesos verdes, sino también su historia y hasta su religión. Así conoceremos en profundidad a nuestros protagonistas los hermanos Kaul: Lan, Hilo y Shae, y a su primo Anden. Ellos serán los principales encargados de que sintamos la tensión creciente de un conflicto en el que pronto tomaremos partido como si fuese algo personal también para nosotros.



“No quería una guerra entre clanes. Sería malo para todo el mundo: los huesos verdes, los negocios, la gente, el país. Había creído todo el tiempo que mientras hilase fino podría evitar un conflicto abierto con Montaña”.



Lan, el hermano mayor, es el Pedestal de los Sin Cumbre, el líder y cabeza del clan. Un joven amable y centrado que creció bajo la sombra de su padre muerto en la guerra y su abuelo, el hombre que fundó el clan y libró la contienda con los extranjeros y solo cedió su poder cuando no le quedo alternativa. Hilo, el hermano mediano, que ocupa el cargo de Cuerno, el segundo al mando y el encargado de liderar la rama guerrera y violenta del clan. Un joven poco dado a la diplomacia al que muchos consideran un peligro para la estabilidad de los Sin Cumbre. Bajo su responsabilidad directa están los diferentes huesos verdes, que dependiendo de su experiencia serán puños o dedos.



Shae es la hermana menor, y aunque todos esperan que algún día se transformase en el Hombre del Tiempo, el encargado de la rama comercial de clan y todos sus negocios, ella prefiere vivir sin esa responsabilidad y llevar una vida independiente apartada del clan. Por último, entre los principales narradores nos encontraremos a Anden, un joven adoptado por la familia Kaul que se encuentra en la academia de guerreros terminando su formación para poder portar jade y convertirse así oficialmente en un miembro de los Sin Cumbre. Ninguno de ellos puede sospechar lo que la guerra terminará por hacer con sus planes y aspiraciones.



“El clan era como un organismo: los linternas eran la piel y los músculos; los puños y los hacedores de fortuna eran el corazón y los pulmones, pero el pedestal era la columna vertebral. Y en la columna no podía haber debilidad, o el cuerpo no podría mantenerse en pie ni luchar”.



El mundo que nos presenta Fonda Lee es complejo y fascinante, lleno de contrastes, de creencias ancestrales y modernidad. De una magia de jade tan atrayente como peligrosa. Porque portar jade puede ser letal ya que esconde un destino cruel para aquellos que no están preparados. Pero, sin duda, para mí lo mejor del libro son sus personajes. Es imposible que cambiando entre las perspectivas de todos nuestros protagonistas no sintamos que nosotros mismos terminamos tomando partido por familia Kaul o los Sin Cumbre, que entendamos su acciones y reacciones, y que temamos por la escalada de la violencia que se nota inevitable.



El manejo que hace la autora de la tensión provoca que no quieras parar de leer, y si bien en las primeras páginas puede parecer que son tantos personajes que será imposible seguirles la pista, les aseguro que el libro está tan bien escrito que pronto se darán cuanta que el temor es infundado. Además, otro gran punto fuerte de la novela son las escenas de acción. Se nota que tanto la escritora y el traductor son expertos en artes marciales (Fonda Lee es cinturón negro en Karate y Kung fu mientras que Antonio Rivas es cinturón negro de Karate y Yawara) así que están muy bien narradas y de una manera bastante visual.



“—A veces, la gente con la que crees que puedes contar te deja tirado de mala manera, y es difícil de encajar. Pero la mayor parte del tiempo, si le das a un hombre algo a lo que aspirar, si le dices que puede ser más que lo que es, más que lo que otros creen que podrá llegar a ser jamás, hará lo imposible por materializarlo”.



Familia, poder, magia, honor, traiciones, guerra… Ciudad de Jade, de Fonda Lee, es una novela adictiva y que no para de sorprenderte. Con un mundo fascinante y repleta de giros que te harán sufrir y otros que te harán sentirte maravillado. Y con unos personajes a los que es muy fácil tomar cariño a pesar de la violencia y aunque sepas que están en constante peligro. No puedo hacer otra cosa que recomendarles que la lean y conozcan este mundo repleto de jade, clanes, honor y codicia. Yo me quedo esperando a que la segunda parte se publique pronto porque necesito más y creo que a ustedes les puede pasar lo mismo si le dan una oportunidad.
Enlace: https://inthenevernever.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
AnaM
 16 octubre 2019
Todos los pájaros del cielo de Charlie Jane Anders
Patricia es una joven bruja que acaba de descubrir su habilidad para hablar con los animales. Laurence ha creado una máquina del tiempo que le permite saltar dos segundos al futuro. Ambos, inadaptados y marginados, encuentran apoyo el uno en el otro para sobrevivir a los abusos que sufren en el colegio y el instituto. Encontrarán un apoyo en el otro, uniendo sus caminos y creando una bonita amistad. Pero pronto sus caminos se separarán. Patricia es admitida en una de las escuelas para magos y brujas donde descubrirá las dos facetas de la magia: la de curación y la del caos (o tramposa). Laurence se volverá un genio en tecnología e ingeniería y acabará trabajando en un proyecto secreto que espera salvar al 10% de la humanidad de la catástrofe ambiental. Dos mundos enfrentados, aparentemente sin forma de que trabajen en armonía, se unirán para salvar a la humanidad de una catástrofe mundial y ambiental.



Lectura curiosa que mezcla la fantasía con la ciencia ficción, en ese término tan especial denominado ficción fantástica, a través de sus dos protagonistas, Patricia para la parte de fantasía y Laurence para la parte de ciencia ficción. Me gusta bastante como la autora ha mezclado ambos géneros, haciendo que tengan el mismo peso y protagonismo en la historia y con un punto en común: la supervivencia del ser humano de telón de fondo. En esta novela veremos el desarrollo de los protagonistas desde su infancia, pasando por su adolescencia, hasta llegar a la edad adulta. Ha sido curioso ver el desarrollo por el tono tan diferente que ha usado la autora en cada una de las etapas dándole un lenguaje infantil a la primera parte, más adolescente en la segunda y más adulto en las otras dos.



Debo decir que los personajes en la primera mitad de la novela, hasta que se hacen adultos, me habían gustado mucho. Sin embargo, en su etapa adulta, llegó a estancarse y hubo un momento en el que dejé de empatizar con ambos personajes y con el resto del elenco. Me gustaron los temas que trata, con ese catastrófico final del mundo que deja entrever desde el inicio de la novela, el desarrollo personal, la pérdida e incluso una IA de la que esperaba mayor protagonismo.



No ha estado mal, ha sido una lectura rara en muchas ocasiones, pero la segunda mitad me ha dejado bastante fría y esperaba algo más espectacular hacia el final de la misma.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00




{* *}