InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

HQN


Libros populares ver más


Publicaciones recientes de HQN


Críticas recientes
LEMB
 05 junio 2019
Irlanda. Luchando por una pasión de Claudia Velasco
Irlanda es el nombre de una mujer y el nombre de un país y así se entiende el porqué del título, ya que, como bien indica la autora siempre que le preguntas, con esta novela construye una maravillosa historia de amor en un momento decisivo que marcó la vida de tantas personas y el futuro de una nación. Nos situamos a comienzos del siglo XX (1913 en adelante), en Irlanda, con la familia O'Callaghan como anfitriona, sus fuertes convicciones políticas como hilo conductor de la trama y su intento de ser partícipes de los acontecimientos de su país como desencadenante de lo que le ocurre a nuestra pareja, sin perder de vista tantos personajes reales que aparecen y desaparecen, según situación, aportando seriedad, firmeza y conocimiento.



Si ya has leído La princesa de un millón de dólares ya sabes quiénes son los O'Callaghan de Nueva York, quiénes son Virginia y Thomas, sus posturas, su vida, su pasado y lo que les ha llevado hasta donde están. Como os he dicho, no es necesario leer la anterior porque la historia de Irlanda es la de Sean y Éireean pero tienes un paso avanzado en lo que se refiere a los secundarios.



Imaginaos una ciudad de comienzos de siglo como es Dublín, que no llega a la modernidad de Nueva York pero con fuertes convicciones políticas y 'amor patrio'. La población es pobre, pasa hambre, penurias, y está falta de casi todo; y llegan los ricos americanos de origen irlandés con su arrogancia, suficiencia y creyéndose salvadores, pero con su dinero, algo tan necesario para la revolución. No prejuzguéis, esto no significa que la narración vaya por la típica lucha de hombre-mujer, rico-pobre, es mucho más, os lo aseguro; es comprensión, es conocimiento, es aceptación, es un objetivo común, es preocupación y riesgo, y es necesidad, aunque uno no sea consciente de ello.



Soy muy de protagonistas masculinos, me gusta que se centren en ellos, en su manera de mirar el mundo y en su capacidad de enfrentarse a los problemas y de reconocer sus limitaciones, y el peso de gran parte de la narración lo lleva él.



He leído en algún sitio que falta algo de química entre la pareja protagonista pero, para mí, la autora decide aportarnos esa parte de la historia a partir de las reflexiones de cada uno de ellos, lo que no es fácil; de esa manera nos permite ser conscientes de cómo ella se enamora de él y de cómo él se enamora de ella.



Curiosamente y en contra de algunas opiniones, a mí no me parece que haya un peso tan importante de la parte histórico-político del momento que enmascare a la pareja, al contrario, únicamente siendo conscientes de lo que viven podemos entender sus decisiones, aunque no las compartamos (Ay, Sean, he llegado a querer estrangularte en algún momento, y eso que era del #TeamSean en todo momento).



Con esto de centrarme en la historia no os he hablado de la narración, pero es que cuando me enfrento a una autora que pocas veces me defrauda, me encuentro tan cómoda leyendo que me meto de lleno en lo que me están contando, empatizando con los personajes, viviendo sus momentos y sintiendo sus errores y sus victorias; y eso es lo que consigue el sólido estilo de Claudia con esta novela, poner en mí la semilla del querer saber más sobre Irlanda, sobre su historia y sobre las personas que participaron en ella para forjar mi opinión. La condesa Markievicz, James Connolly o Patrick Pearse, entre otros, están entre las páginas de Irlanda, con su papel en el devenir de la historia que nos cuenta la novela y, por supuesto, su protagonismo en los hechos que ocurrieron en su momento.



Para mí, la historia que rodea a los protagonistas envuelve de tal manera la lectura que es fácil vivir con ellos el conflicto, o más bien a través de ellos. El peso lo lleva Sean a pesar de que Eireean es el desencadenante de todo, con su manera independiente de resolver sus problemas, convirtiendo así el libro en una buena historia y una buena lectura.



Me encantaría deciros cómo me ha sorprendido el camino por el que me llevaban los personajes, cómo he pasado de entenderles a querer aconsejarles sin comprender sus decisiones y cómo interrumpía mi lectura para saber qué había ocurrido realmente y qué consecuencias tuvieron esos hechos. Si con La princesa del millón de dólares sufrí y lloré, con Irlanda los sentimientos no han sido tan extremos pero no he podido dejar de leer ya que me resultaba imposible abandonar a mis personajes en donde se encontraban.



Si tuviera que ponerle alguna pega precisamente sería que me ha resultado más romántica de lo que esperaba, y no sería una pega en sí porque me gusta mucho la novela romántica. Creo que la "culpa" es de la autora porque ha plantado en mí una semilla alrededor de Irlanda y su historia y necesito saber más, conocer qué pasó, cómo pasó y qué consecuencias tuvo. Yo sí quería más de Irlanda y su historia.


Enlace: https://millibrosenmibibliot..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
meg
 26 mayo 2019
Nada más verte de Isabel Keats
Nada más verte es un claro ejemplo de lo adictivas que son las novelas de Isabel Keats al entremezclar una historia de suspense con el ambiente intelectual de una de las más prestigiosas universidades del mundo, en la que no te imaginas que pueda cometerse delito alguno. Sin embargo, unos robos son perpetrados en Oxford y, por ello, una joven detective de Scotland Yard deberá infiltrarse en el campus, compartir casa con uno de los profesores y fingir que es su sobrina para no levantar sospechas.

Es bastante habitual que los protagonistas de un libro tengan personalidades distintas, pero en el caso de Georgina y Stephen esta diferencia es, todavía, más acentuada porque qué pueden tener en común una valiente y aguerrida policía y un profesor de Historia chapado a la antigua. Pues que, por increíble que parezca, cuando aúnan esfuerzos forman una pareja sin igual para atrapar al ladrón.

Stephen y George son fabulosos y me han gustado mucho. Además, la autora desentraña aspectos y matices de ellos sin prisas, mostrando poco a poco, y de forma natural, cómo se habitúan el uno al otro y comienzan a conocerse mejor. Ninguno de los dos es exactamente lo que podríamos pensar en un principio y eso hace que la historia sea mucho más rica, entretenida y genial.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
LorenaTitania
 25 mayo 2019
Irlanda. Luchando por una pasión de Claudia Velasco
Una novela romántica ambientada a principios del siglo XX en Irlanda que me ha encantado tanto por los personajes como por su ambientación.



Podéis ver la vídeo reseña completa 👇
Enlace: https://www.youtube.com/watc..
Comentar  Me gusta         00




{* *}