InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Oxford University Press España, S.A.


Libros populares ver más


Críticas recientes
UnaiGoiko74
 16 agosto 2020
Ivanhoe de Walter Scott
Ivanhoe es una novela seudo histórica (ya que muchos personajes y hechos descritos son ficticios) que narra una historia de amor, honor y gloria ambientada en la Inglaterra del S. XII. El estilo descriptivo es claramente romántico, muy en la línea de la novela de caballerías. Uno de los temas centrales de la novela es el del orgullo identitario, en concreto, el orgullo sajón, que encarna el nacionalismo inglés (aunque los sajones también invadieron con anterioridad a los nativos de la isla), el del pueblo oprimido, que resiste estoicamente frente al opresor normando. Cabe destacar en este punto, la utilización partidista que Sir Walter Scott hace de la historiografía británica, en un momento de exaltación nacional y de impulso imperial y colonial de la corona británica; sin olvidar tampoco que las fuerzas reaccionarias integradas, entre otras potencias, por el imperio británico, acababan de vencer a Napoleón unos años antes en la batalla de Waterloo. Por lo tanto, no sería descabellado plantear que Scott establece un paralelismo entre sajones-normandos y reaccionarios ingleses-revolucionarios franceses.



“- Pues esto es mejor que mejor; se han llevado al loco sajón para servir al señor normando. ¡Locos estamos todos los que servimos y más despreciables para su diversión que si tuviésemos sólo la mitad de nuestro sentido! Pero yo me vengaré -añadió poniéndose en pie con la impaciencia de la supuesta injuria y empuñado el venablo- (…) me creen viejo, pero verán, solo y sin hijos como estoy, la sangre de Hereward en las venas de Cedric” (Cedric el sajón, padre de Ivanhoe)



La historia arranca en una Inglaterra convulsa, en la que Juan sin tierra reina en ausencia de su hermano Ricardo Corazón de León, embarcado, este último, en una cruzada contra los “infieles”. Saladino firma una tregua de cincuenta años con los cruzados y estos van regresando a sus países de origen, entre ellos Ivanhoe y un Ricardo que viajará de incognito, tomando distintas identidades (el holgazán negro, el caballero negro, etc). Juan, aliado con varios nobles normandos, pretende usurpar el trono de su hermano y, en “Ivanhoe” se narra como Ricardo logrará, junto a unos aliados inesperados, abortar este plan y salir en defensa del pueblo sajón.

El protagonista de la novela es Wilfredo de Ivanhoe, caballero de origen sajón, hijo de Cedric, que durante las cruzadas sirvió fielmente a Ricardo corazón de León. Luchará por lograr la mano de su amada, la noble sajona Lady Rowena, y para ello deberá de superar innumerables pruebas y peligros. Su némesis es Brian de Bois-Guilbert, caballero templario cruel y sin escrúpulos que se encaprichará de Lady Rowena al contemplar su gran belleza. Otros personajes populares que se asoman, con distinto protagonismo, por el texto son Robin Hood (Locksley) o el fraile Tuck.



Por otro lado, si he comentado antes que el ensalzamiento nacionalista tiene una importancia vital en el escrito, otro tema que Scott no elude, dejando relucir indirectamente su posicionamiento al respecto, es el del antisemitismo.



“-¡Un perro judío -exclamó el templario- aproximarse a un defensor del Sagrado Sepulcro!

-¡Por vida mía! -dijo Wamba (el bufón)-. Parece que los templarios gustan más de la herencia de los judíos que de su compañía.”



Los judíos eran los “banqueros” de Europa, en los tiempos que no existían los bancos; prestaban dinero a los nobles, reyes, etc., a cambio de una comisión (práctica habitual de las entidades financieras actuales), por ello, se ganaron la fama de usureros. Fue esta dependencia económica, este control, esta condición de acreedor, y no su religión (que no resultaba turbadora a la hora de solicitar el préstamo), la razón por la que los poderosos odiaban a los judíos, alimentando ese odio entre sus subordinados.



“(…) bandas de forajidos salteaban los caminos y tenían sitiados en sus dominios a los nobles, que, en guerra unos con otros por su filiación, eran débiles, la mayor parte de los cuales tenían sus propiedades hipotecadas a los judíos. Para liquidar la cuenta con éstos, haciendo frente a la usura, cuando podían asesinaban al acreedor, quedando impunes.”



O como diría el personaje del prestamista, Isaac de York:



“(…) yo no obligo a tomar dinero, pero cuando clérigos y laicos, príncipes y priores, caballeros e hidalgos llaman a la puerta de Isaac, no piden prestado sus siclos en términos tan inciviles. Entonces soy el amigo Isaac, y me ruegan y me aseguran que sería una vergüenza para ellos no pagar el vencimiento, y que tengo en ellos amigos incondicionales. Pero cuando llega el día de pagar y pido lo mío, entonces soy un judío maldito, y todo lo malo e incivil que se guarda para los extraños.”



Por último, para ilustrar la visión que sobre la gloria (entendida desde un punto de vista caballeresco) tienen los distintos personajes, Scott enfrenta a Ivanhoe y a la bella judía Rebecca, hija de Isaac, en este extracto, que recuerda mucho a la mítica escena de “el caos es una escalera” de Juego de Tronos T3x6:



“ (…) ¿Qué os quedará os quedará como premio de la sangre vertida, del trabajo y dolor sufridos, de las lágrimas causadas por vuestras hazañas, cuando la muerte rompa vuestra fuerte lanza o sobrepase a vuestro caballo de batalla?

- ¿Qué queda? -repuso Wilfredo-. La gloria, mujer, la gloria, que dora nuestro sepulcro y eterniza nuestro nombre.

- ¡La gloria! La gloria es una armadura cubierta de orín que cuelga sobre la tumba olvidada del guerrero. Es el borroso epitafio que un monje ignorante enseña al viajero. ¿Eso es recompensa al sacrificio de todo afecto? ¿De una vida que transcurre miserablemente y que convierte a otros en miserables?
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Merixun
 05 junio 2020
La casa de muñecas de Ana Alonso
La casa de muñecas es una historia breve, con un marcado tono infantil pero que es de esas novelas que pueden gustar a cualquier edad. Protagonizada por dos hermanos, Jana y Mario, que por culpa de la crisis se ven obligados a pasar las vacaciones en casa de su abuela en lugar de la playa, como han hecho siempre. Allí, su abuela les dará una casa de muñecas preciosa con la que se lo pasarán pipa jugando y que pronto descubrirán que no es una casa de muñecas normal y corriente, ya que empezarán a suceder cosas extrañas relacionadas con ella, y nuestros protagonistas investigarán hasta descubrir la verdad.



Como ya he dicho, es una historia corta, que en un par de horas se puede leer perfectamente. La trama en si engancha, pues esos hechos misteriosos son muy interesantes y tienes muchas ganas de saber que ha pasado y darle una explicación a todo. Es muy rápida de leer, y a eso ayuda la ambientación, pues nos situamos en un pueblo medio abandonado y perdido que transmite un halo misterioso y algo aterrador. Además, contamos con ilustraciones, lo que refuerza aún más ese ambiente y nos ayuda a introducirnos más en la historia.



Debo reconocer, que si bien no he pasado miedo, ni me he asustado, sí que me ha hecho estar en tensión en más de una ocasión pues no sabía que pasaría a continuación. A pesar de ser un libro infantil, y de que este tipo de libros suelen ser muy previsibles, este es bastante sorprendente y nunca sabes que pasará a continuación.



Me ha parecido una historia bastante bien construida y desarrollada, y a pesar de lo breve que es, tiene bastante profundidad. Es sencilla, fácil de seguir, entretiene mucho, sorprende, es bastante original y supone un soplo de aire fresco ente lecturas densas.



En cuanto a personajes, Jana y Mario están bastante bien definidos, todo lo que pueden estar en un libro tan corto y en general me han gustado mucho y me han parecido creíbles. Los demás personajes apenas tienen relevancia ni desarrollo, así que no tiene sentido que hable de ellos.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
magelsa
 06 mayo 2020
Operación Beowulf de Eloy Miguel Cebrián Burgos
Mientras las bombas alemanas destrozan la ciudad de Londres en plena Guerra Mundial la población inglesa hace lo posible por llevar una vida normal. Los judíos son deportados sin que nadie pueda hacer nada por evitarlo y hace mucho que los niños han sido trasladado a otros lugares más seguros. El resto de londinenses intentan llevar una vida normal sin olvidar que cuando suenan que las sirenas les alertan que deben dirigirse a los refugios y después, los más afortunados, volver a su casa intacta.



Pero no son los únicos. Todo el Reino Unido y Europa entera siguen la misma suerte que los ciudadanos de Londres asediados por el ascenso del nacionalsocialismo que reclama el Lebensraum o el derecho de apropiarse de las naciones vecinas para construir “la Gran Alemania”.

Algunos son fieles al fútbol y no se pierden la victoria del Arsenal en la semifinal de Copa y otros, como Laura Philips, sigue trabajando en el Museo Británico. Esta joven arqueóloga hace un descubrimiento espectacular que está segura de que marcará un hito en la historia de la civilización británica y muy pronto se lo comunica a su brillante novio y compañero de trabajo David Stein. Pero su entusiasmo topa con la negativa de este chico judío preocupado por el futuro de su familia que ha sido trasladada a un campamentos alemán en la Polonia ocupada por los nazis y que ignora qué será de él.



Lejos de abandonar su proyecto, Laura sigue con sus investigaciones que la llevan a ocultar información a sus superiores, cruzar la ciudad a oscuras en bicicleta e, incluso, huir de sus secuestradores. Ella es capaz de todo por descubrir el secreto que esconde una placa que encuentra entre los escombros del metro y cuya inscripción en caracteres rúnicos y los animales representados, un lobo y un dragón, no son casuales. Su intuición, o su instinto de arqueóloga, le advierte de que algo grandioso todavía no ha sido encontrado.



Laura inicia la investigación en la biblioteca de su ciudad, la misma donde Marx y Darwin elaboraron los libros que marcaron a la humanidad, pero muy pronto se adentra en las entrañas de Londres. Bajo la ciudad hay una infinidad de pasadizos que no tardará en recorrer para descubrir un secreto escondido durante muchos siglos y que algunos llaman operación Beowulf. Es decir, un héroe mítico antiguo rey de los anglosajones cuya leyenda asegura que fue enterrado con el tesoro que logró arrebatar a sus enemigos gracias a Hranting, su espada.



El ritmo del libro va en aumento a medida que se acerca el desenlace de la historia y aunque podemos avanzar que es positivo, la protagonista conocerá en carne propia el precio de los sueños, la traición y lo importante que es mantener la esperanza en tiempos de crisis.
Enlace: https://www.culturamas.es/20..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
{* *}