InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Baile Del Sol Ediciones, S.L.


Libros populares ver más


Críticas recientes
Hefesto
 04 julio 2020
Stoner de John Williams
Es fácil admirar a un hombre por sus hechos, por la huella indeleble que deje en la historia o por su legado. Nos enamora la épica de los combates desesperados, aquellos que, aunque acaben con la vida del personaje, nos hagan desear ser él. Sin embargo, es difícil detenerse y apreciar a quien no hace ruido, a quien no deja nada y cuya vida puede interpretarse como insulsa u ordinaria. Tal vez, ese ser discreto pueda representar todo un ejemplo de lucha (contra sí mismo o contra los demás), de honestidad y de pasión; alguien capaz de enfrentarse a su entorno laboral por defender los ideales de su vocación (en este caso la enseñanza), y de no defender sus propios deseos o necesidades por no dañar a su familia, aun siendo consciente de su error. Stoner es ese hombre.



Sin embargo, el causante de que el lector se sumerja en esta narración hipnótica y sea incapaz de soltarla, de que se enoje con su protagonista o se compadezca de él, de que odie a quien le dañó y ame a quien le dio su cariño o su amistad, es John Williams. Este autor, con una prosa sobria, elegante, efectiva, y unas descripciones físicas casi casuales que apuntalan la personalidad de cada personaje, logra transmitir una historia que es vivida en primera persona y, después de despertar muchos sentimientos encontrados, obliga a hacer balance sobre lo fútil de nuestra existencia, y a asumir en paz la derrota que acompaña siempre a la muerte. Una paz alcanzada gracias un último tercio de la novela cuya emotividad es difícil de igualar.



El texto comienza cuando el protagonista ya ha muerto y un narrador omnisciente advierte que leeremos sobre alguien sin importancia. Sin embargo, en muy pocas líneas nos atrapará un granjero que, sin proponérselo, llegó a la universidad donde descubrió su amor por la literatura. A partir de ahí, siguiendo los pasos que casi todo el mundo sigue, decide casarse, tener una casa y conformarse con su carrera académica sin necesidad de medrar. Crea un entorno que a otros podría parecerles anodino u opresivo pasados unos años, pero que para él es necesario a fin de poder sumirse en su mundo interior y vivir su pasión por las letras. Pero que nadie se lleve a error, Stoner no es un hombre frío; tarde o temprano otro amor hará que ruja, que todo tiemble, que se lamente y que desee haber hecho las cosas de otra forma.



Esta historia tan magníficamente construida no deja indiferente a nadie, y obliga a cuestionarse la importancia de las cosas. Nos enfrenta a la complejidad de las relaciones humanas tanto laborales como sentimentales y nos recuerda que los seres infelices generan infelicidad, y que ni siquiera aquellos que se dedican a enseñar, a formar personas, están libres de rencillas y crueles venganzas. Pero también, que siempre hay alguien al lado dispuesto a apoyarte y que algunos amores merecen ser vividos, lleguen cuando lleguen.



¿Aún crees que la vida de un hombre ordinario, no puede ser inspiradora?
Enlace: https://elyunquedehefesto.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         102
margazquez
 03 febrero 2020
Stoner de John Williams
Cuando el escritor Ian McEwan leyó "Stoner" dijo que estaba sorprendido de que una novela tan buena hubiera podido pasar tan desapercibida durante tanto tiempo. No le faltaba razón porque es lo mismo que está bullendo en el sentir general de los lectores que se están acercando a la novela del escritor estadounidense John Williams.



Yo me acerqué a la novela después de ver varias reseñas entusiastas de blogueros a los que sigo habitualmente, de no haber sido por eso igual me habría quedado en la mesa de los más vendidos de las librerías y me habría perdido esta soberbia novela (mis felicitaciones a Baile del Sol por contar con esta joya en su catálogo) de la que honestamente pienso que ni la portada tan anodina, ni el título, que no dice nada, le benefician en lo más mínimo.



Pero ¿de qué va "Stoner"? Pues mirad, os lo voy a decir con una frase de Tom Hanks, sí, el mismo, el famosísimo actor: “Se trata simplemente de una novela sobre un tipo que va a la universidad y se convierte en un maestro. Pero es una de las cosas más fascinantes que jamás he encontrado.”



Francamente, pese a todas las alabanzas que he leído de la crítica profesional sobre el libro, ninguna me ha parecido tan directa y acertada como la de Tom Hanks, porque en realidad eso es "Stoner", la historia de un tipo que se convierte en maestro, así de simple y así de fascinante.



Varias cosas me han llamado la atención de la novela. La primera es la pericia del escritor al condensar en tan pocas páginas toda la vida de una persona. Hay escritores que para eso mismo habrían llenado 1000 páginas y probablemente les habría quedado un folletín de mucho cuidado, pero este hombre ha sido capaz de hacerlo gracias al detalle preciso, al uso más que concreto (que no simple) de los sustantivos, verbos, adjetivos, adverbios... Una prosa eficaz, la más adecuada, la perfecta elección de las palabras y la perfecta conjugación de frases consiguen que se llegue a transmitir toda la vida de un personaje en un libro que no llega ni a las 250 páginas. Y eso no es solo economía del lenguaje, porque se puede economizar pero no acertar en la elección del vocabulario, es sentir que ninguna palabra podría haber sido más acertada que la escrita, sentir que ninguna otra expresaría de forma tan clara lo narrado. Desde aquí me gustaría felicitar también al traductor de la novela porque os puedo asegurar que no me he encontrado ninguna palabra ni expresión que sonara fuera de lugar, de manera que también un bravo para él.



"Stoner" es una historia sencilla, escrita de forma amena, entretenida, fluida, y además fácil de leer, y con todos esos atributos que para muchos ya serían suficientes para tildar una novela como de mediocre, siente el lector sin embargo que tiene en sus manos un libro con sabor a buena literatura, lo que demuestra que no hacen falta frases despampanantes para lograr una buena novela, lo que hace falta es talento y buena técnica, y sin duda John Williams los posee.



Pero la mayor genialidad de "Stoner" es precisamente su personaje, William, cuyo apellido da vida al título; y aquí sí que me atrevería a ir más allá. Para muchos las novelas de personajes son las buenas novelas de verdad, y si esto es así, "Stoner" es entonces una obra maestra. Y no deja de ser irónico porque el protagonista es un tipo de un gris apagado, anodino, triste, cobarde, resignado, acomodadizo. Un personaje que parece puesto para verlas venir y aguantarlas sin más, sin reaccionar, carente de interés y entusiasmo excepto por la literatura; con un carácter que parece impropio de una persona curtida en el mundo de las letras pero que no es sino un fiel reflejo de su pasado, herencia de sus padres, de esa tierra que le dejó para siempre una impronta de granjero del Missouri más profundo y deprimido.



Pero William Stoner es algo más, y ahí radica la grandeza del personaje, porque esa especie de acomodo también le sirve para encarar con una inmensa dignidad los palos que le da la vida (sublime cómo se enfrenta a su enfermedad), una persona que en un momento dado sí supo reaccionar al abandonar sus estudios de agricultura por los de literatura. Un personaje que en el fondo todo lo hace por amor, la causa más noble por la que se puede hacer algo en esta vida, amor a la literatura, sí, pero amor al fin y al cabo.



Además Stoner es un tipo íntegro y noble y lo demuestra, una vez más, por amor a su profesión. El ejemplo más claro de esa integridad se refleja en una de las escenas más soberbias, fascinantes y con más ritmo narrativo de toda la novela en la cual se enfrenta, aunque sea de un modo muy particular, por causa de un alumno a sus compañeros de departamento aun sabiendo lo negativo que eso puede resultar para su carrera. El amor a la literatura volverá a triunfar nuevamente sobre el amor carnal que siente por una amante en la que encuentra una vía de escape a su fracasado matrimonio. El amor, siempre el amor... pero en este caso al que siente como el más poderoso: su profesión, sus letras. El amor también está presente cuando conoce a su esposa, en la relación con su hija, un personaje que te encoge el corazón porque la sigues desde que nació y cuando ves en lo que se ha convertido, en otra víctima más de las circunstancias, sientes una lástima infinita.



El final del libro es una maravilla. Es un final tan esperado como trágico y tan emotivo que sobrecoge. Contenido como toda la prosa del autor pero narrado con tanta musicalidad, tanta poesía y tanto lirismo que el nudo en la garganta no hay quien te lo quite.



"Stoner" es una lectura triste pero entrañable, corta pero intensa. Soberbiamente narrada, reflejo de un estado de ánimo de eterna melancolía y con un desenlace sublime. De verdad, hacedme caso: "Stoner" es un prodigio.




Enlace: https://elsindromedetsundoku..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
ElPais
 04 enero 2020
Stoner de John Williams
Los días finales de diciembre me han traído la emoción literaria más intensa de todo el año. Había leído aquí y allá referencias elogiosas a esta novela de título extraño escrita por un casi desconocido...
Enlace: https://elpais.com/cultura/2..
Comentar  Me gusta         00




{* *}