InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Herder Editorial

Herder Editorial es una editorial independiente española con sede en Barcelona con más de un siglo de trayectoria. Su director es Raimund Herder y en su fondo editorial convergen teología, filosofía y religión con obras de psicología, sociología o educación. Así mismo, desde sus inicios edita libros para la enseñanza y el aprendizaje de idiomas.

Libros populares ver más


Críticas recientes
Danielefeeme
 13 diciembre 2019
Sobre el poder de Byung-Chul Han
En “Sobre el poder” el filósofo surcoreano, Byung-Chul Han, se dedica a abordar el significado del concepto desde diversas miradas: La lógica del poder, la semántica del poder, la metafísica del poder, la política del poder y la ética del poder. Todas estas miradas se configuran en capítulos de 33 páginas, en las que, basado en autores como Luhmann, Foucault, Heidegger, Nietzsche, Arendt, Habermas y otros más, logra crear un marco desde el cual explicar y entender la naturaleza del poder.



En la lógica del poder, basado principalmente en la teoría de Nicholas Luhmann, Han, defiende que el poder es una relación que se da en condiciones de libertad e igualdad entre las personas. El poder es el “sí” que alguien da cuando otra persona le propone realizar algo; teniendo en cuenta que su negativa, supondrá una lucha con su contraparte que terminaría con una agresión o su propia muerte. Por el contrario, cuando no existe un espacio para la elección, no existe poder, existe la dominación; la dominación elimina la posibilidad de obedecer o no a un mandato, lo que igualmente afecta la libertad de las personas para decidir; hecho que pasa a convertirse en sufrimiento y no en obediencia.



Igualmente, Han, critica la teoría del poder de Luhmann, pues dice que este generalmente describe las relaciones de poder como una situación de igualdad en donde el dominado y el dominador tienen igual posibilidad de perder cuando no se genera la relación de poder. Sin embargo, en ocasiones el dominador puede ser indiferente al deseo del dominado, lo que sí le garantiza un poder sobre este, pues el dominado tiene más que perder.



Finalmente, termina el capítulo resaltando la importancia de la libertad en las relaciones de poder, pues estas deben darse entre dos partes y ambas partes deben consensuar la obediencia: “No surge ningún poder entre hombres que arremeten a ciegas unos contra otros. Solo hay diferencias de fuerza física. El verdadero poder surge únicamente cuando uno se somete al adversario, ya sea por miedo a la posible muerte o anticipando su superioridad física.”



El segundo capítulo, “Semántica del poder”, está orientado a lo que el acto de mandar o el poder mismo significan. El poder conlleva diferentes nociones que obligan al otro a obedecer, principalmente las vulneraciones al dominado. De allí que la obediencia busque evitar al máximo estas vulneraciones, cumpliendo la voluntad de quien manda. El poder da la capacidad a quien lo ejerce de generar un lenguaje alrededor de aquello que domina, puede generar discursos, enemigos, términos y demás recursos necesarios para expresar esa “continuidad del sí en los demás”



En este capítulo se exponen tres tecnologías del poder, descritas por Foucault en “Vigilar y castigar” la primera es El poder soberano, este es el poder ejercido de arriba hacia abajo, en donde la venganza y el combate son sus marcos de referencia, busca principalmente la sangre y ve al enemigo como un objeto a destruir. La segunda tecnología del poder es El poder de la legislación civil, este poder reside precisamente en las leyes y busca, más que la violencia de venganza, generar una certeza en la sociedad de que los comportamientos pueden ser castigados bajo un esquema racional de penas. Este poder va acompañado de las nociones morales de la sociedad y tiene su fuerza en esas mismas costumbres y comportamientos socialmente aceptados para generar su poder de castigo. El último poder es El poder disciplinario. Este poder busca formar a los hombres en hombres máquina, este poder se da principalmente en instituciones, en donde la obediencia y el sometimiento a los superiores, es la base del funcionamiento de estas. En las dinámicas sociales de sitios como hospitales, cuartes y cárceles, el poder genera “automatismos de las costumbres”, lo que luego se convierten en reglas tácitas de comportamiento.



Por último, en este capítulo se habla de la teoría de Heidegger de “El uno impersonal” en la que el comportamiento individual se va moldeando conforme a las conductas externas e internas que van generando el comportamiento deseado para todos y no para el individuo. El uno impersonal se convierte en un ser neutro, donde la costumbre dicta el comportamiento tanto en público como en privado, convirtiéndose en un sistema de poder que no se ve, ni se sufre, pero que domina las relaciones de las personas de una manera omnipresente y a la vez imperceptible.



En el tercer capítulo, “Metafísica del poder”, Han, describe al poder como la voluntad de “ir más allá de sí” o “la capacidad de recobrarse a sí mismo en el otro”. La metafísica del poder busca entonces la permanencia y la expansión del deseo individual en el resto de la sociedad. Por ello, más que entender la posición del otro o sus pretensiones, el poder lo que busca es hacer que el otro se comporte como uno quiere, garantizando que nuestros pensamientos y concepciones se vean reflejados en las acciones del otro. De allí que se defienda la concepción de Hegel sobre la libertad y el pensamiento en donde: “El hombre no es libre cuando no piensa, pues entonces se está comportando en función de otro.” (P.91). En este capítulo se hace hincapié en la libertad como fundamento del poder, pues el aceptar el poder de otro sobre uno, debe partir de un ejercicio de libertad y pensamiento en donde la persona decida seguir a los demás o comportarse de acuerdo a las normas sociales, habiendo reflexionado e interiorizado estas. Finalmente, Han, citando a Peter Handke y su concepto de “Fatiga profunda” en la que “la voluntad individual retrocede dejando paso al mundo” (P.110) introduce las relaciones sociales como una identificación de lo exterior con el yo interno, el buscar a los demás como un reflejo del mundo interior, adaptarse al comportamiento social y a la vez ejercer la libertad son resumidos en la “amabilidad” que se profesa en las relaciones diarias y en la manera de entender la metafísica del poder.



El cuarto capítulo, “La política del poder”, busca ver a la política esa fuerza que distancia a quien ejerce el poder de aquellos que son mandados por él. Para ello, Han, cita a Carl Schmitt, especialmente su concepto de soberanía, en el cual dice que las personas que están encargadas de tomar decisiones, las toman basados en presupuestos e información que le son brindadas por sus asesores cercanos; de esta manera, las decisiones que se toman en el poder, parten de subjetividades, bien sea de los asesores que rodean al gobernante, o del gobernante mismo, basado en la información recibida. En cuanto al poder político, Han, retoma la idea del Leviatán de Hobbes, en el cual se crea un elemento superior a los hombres, a través de un acuerdo general para generar el poder que los pueda conducir a tener una mejor sociedad. “El poder no lo posee nadie en realidad, surge entre los hombres cuando actúan juntos y desaparece cuando se dispersan otra vez.” (P.132)



Finalmente, el quinto capítulo, “La ética del poder” se centra en el espacio como fundamento para el desarrollo del ejercicio del poder y en el papel que juega el poder que se ejerce sobre sí para luego dominar a los demás. De allí que se busque primero contar con un buen dominio de sí mismo para luego “imponer esa concepción del sí mismo al otro”. Para esto, Han, emplea conceptos de Nietzsche, de Foucault y Heidegger, en los que destaca la apertura a las circunstancias que nos rodean y la capacidad de adaptarse a los cambios del entorno. Finalmente, el capítulo y el libro concluyen con la idea de que ejercer el poder de una manera desinteresada y con ética se basa en la capacidad de “vaciarse a sí mismo para convertirse en nadie”.



En conclusión, “Sobre el poder” es un texto un poco denso, lleno de conceptos, citas y pensamientos que busca ahondar en lo que significa el poder y las formas en que se puede evaluar. Como todos los libros de Byung-Chul Han que he reseñado en el blog, no sobra decir que su lectura no es fácil y que a veces la falta de ejemplos más cercanos y menos teóricos, hacen que la lectura exija mucho del lector, al estar atento a los conceptos, las citas y el mensaje central de cada párrafo, cada página y cada capítulo.
Enlace: https://cosimoenlosarboles.w..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
mariajoselavender
 09 noviembre 2019
El hombre en busca de sentido de Viktor Emil Frankl
Sin lugar a dudas uno de los mejores libros que he leído. El autor nos narra en esta obra su experiencia en un campo de concentración añadiendo su punto de vista como psiquiatra. Su lectura no te dejará indiferente. Aprender como personas que lo han perdido todo, casa, enseres, familia, amigos, saludo, todo, son capaces de levantarse cada día, incluso de encontrar momentos para el humor. Un libro dura y sin embargo, muy recomendable.
Comentar  Me gusta         00
Pollo
 28 octubre 2019
Hombre En Busca De Sentido, El de Frankl
Va directo a la sección "Libros que me han cambiado la vida".
Comentar  Me gusta         00
{* *}