InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Ediciones Escalera


Libros populares ver más


Críticas recientes
RepellentBoy
 13 agosto 2021
Los chicos de las taquillas de Ryu Murakami
Adentrarse en una novela de Ryu Murakami siempre es una aventura. Uno nunca sabe hasta donde puede llegar el autor, pero lo que si sabe es que el viaje no va a ser apto para todos los públicos. Y es lo que pasa con "Los chicos de las taquillas", que pese a tener una premisa mucho más dramática que otras obras del autor como "Sopa de miso", "Piercing" o "Azul casi transparente", acaba dando el mismo mal rollo que estas.



Kiku y Hashi son "Los chicos de las taquillas", ya que de recién nacidos fueron abandonados en las taquillas de una estación de tren. Este suceso marcará y unirá su camino de por vida: de niños se criarán juntos en un orfanato, serán adoptados como hermanos e irán creciendo, mientras desarrollan una extraña y hermética relación entre ellos, hasta que un día se separen. Por otra parte tenemos a Anémona, una extraña e inadaptada joven que tiene un cocodrilo viviendo en su casa.



Existen otros personajes interesantes, pero los dilemas de Hashi, Kiku y Anémona destacan sobre el resto. Ambos tres comparten esa sensación de no encajar, de no entender el mundo que los rodea y de tratar de huir de él. Me han gustado mucho los tres. Desde luego, uno de los puntos fuertes de Ryu es la creación de sus personajes. Todos están tocados, ninguno está sano, pero son increíbles. El autor consigue siempre hacerme empatizar con personajes rotos que hacen cosas malas, casi psicópatas. No sé como es posible, pero me ha pasado en todos sus libros. La mayoría de sus personajes son personas horribles, pero te los construye de una forma que te los crees y los entiendes.



Me flipa la habilidad que tiene este hombre de traernos historias que dan mal rollo, que son terroríficas dentro de cosas reales. Ya no solo con sus personajes, si no también en los escenarios donde los enmarca. En el caso de esta novela, Tokio es el telón de fondo, un Tokio actual, moderno y decadente. Pero lo más interesante es el Toxicentro, un lugar aislado dentro de la ciudad, donde acaban todas las personas que la sociedad no ve con buenos ojos: drogadíctos, prostitutos y todo tipo de delincuentes. Una de las partes más interesantes.



Otra cosa que siempre encuentro en la obra de Murakami, y que en esta destaca especialmente por ser su libro más largo, es la gran crítica social. Esa sociedad donde todos se aprovechan del que pueden sin remordimientos, como se aparta a estos inadaptados y solo se repara en ellos cuando son un peligro. Me gusta mucho ver reflejada la más baja miseria humana y la hipocresía de la sociedad, y hablando de esto Murakami es un genio.



"Azul casi transparente", "Sopa de miso" y "Piercing" me parecieron obras maravillosas e indispensables, pero "Los chicos de las taquillas" se ha convertido en mi historia favorita del autor. ¿Recomiendo al autor? Siempre. ¿Es para todo el mundo? Ni de coña. Pero si le coges el punto, lo vas a disfrutar como pocos autores. Ojalá las editoriales españolas se dignaran a traer más cositas del autor, porque solo tenemos los cuatro libros que mencioné.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
LaEstanteriadeValeria
 25 junio 2021
Piercing de Ryu Murakami
No sé... I mean creí que al ser un libro cortito lo disfrutarlo pero... bro, se me hizo tedioso. No encontré esa pluma adictiva de la que todes hablaban. No hay un buen desarrollo de trama y tiene muchas metáforas, vistazos al pasado que ni siquiera se explican. Muchas veces ni se llega a entender si cambiamos de escena en fin. Qué decepción.
Comentar  Me gusta         00
RepellentBoy
 15 septiembre 2020
Piercing de Ryu Murakami
Lo que ocurre siempre con Ryu Murakami, es que sabes que va a ser una experiencia inolvidable. Peculiar, diferente y, por supuesto, no apto para todos los estómagos. Te pone los nervios a flor de piel. Tardé, literalmente, una hora en leer las últimas doce páginas, por culpa de lo tenso que estaba siendo el final.



Kawashima lleva diez días despertando entre sudores, le obsesiona una cosa: el miedo a apuñalar con un punzón a su bebé de cuatro meses. Después de mucho pensar, tomará una desición que lo ayude a alejar esos pensamientos de su mente.



Esta sinopsis, bastante extremista, sirve al autor para adentrarse en la mente humana. Vamos a encontrarnos con dos personajes heridos, maltratados por la vida y por diferentes personas, que solo se sienten vivos a través del dolor. A veces, causándolo a otros, otras veces siendo recibido por sus propios cuerpos. Su manera más natural de expresión pasa a través del dolor.



Creo que bajo esta premisa se levanta un debate muy interesante, que no es otro que: ¿la persona maltratada en su más tierna infancia se rompe de tal manera para toda la vida, que acaba por convertirse en aquello de lo que huye? ¿O es que su mente jamás se separa del dominio de esas personas que los perjudicaron, y siempre actuan según su mandato? Un debate super interesante el que propone esta novela.



Como he dicho, no podría recomendársela a todo el mundo, porque no es una historia fácil. Ryu Murakami no es un autor fácil, pero a todos los que disfruten de encontrar un autor diferente, como nunca antes has leído, le interesará sus historias.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00