InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Ediciones y Publicaciones El Nadir Tres SL


Libros populares ver más


Críticas recientes
Hefesto
 18 febrero 2019
La muerte de la Tierra de J.H. Rosny
Fue un gran error por mi parte empezar una historia de finales del siglo XIX o principios del XX creyendo que se trataría de un relato un tanto infantil desde la perspectiva del lector de hoy. Y este libro es como una constante regañina por mi ignorancia.

Es una gran obra, de esas que no deberían ser olvidadas. La infatigable lucha por sobrevivir que nos describe, por no rendirse ante nada, por no ceder ante lo inevitable, hace que esta historia sea hermosa. Una especie (la humana, esta vez) que agoniza pero se niega a desaparecer en un mundo que bien podría haber creado el propio Ballard; agónico y desesperanzador. Dos horas de lectura que probablemente no olvidare nunca.
Comentar  Me gusta         00
Inquilinas_Netherfield
 13 febrero 2019
Lady Mary de Margaret Oliphant
Hoy os traigo una novela corta clásica de fantasmas... corta la novela y más corta (o esa es mi intención) de lo habitual la reseña, porque la vida en estos días no me da para más. Aun así, hoy miércoles tocaba reseñar, yo soy muy cumplidora (además de cabezona), y mejor o peor, quería traeros algún librete. Su autora, Margaret Oliphant, es de esas escritoras victorianas de las que nos ha llegado más bien poco en castellano (poco, poco). Si os digo que escribió más de cien novelas (habéis leído bien, más de cien... tras quedarse viuda se tenía que ganar la vida y a veces publicadaba hasta cuatro libros en un año), y eso sin contar sus relatos, biografías, artículos... ¿no os parece sorprendente, cuando menos? ¿Por qué siempre vemos en las librerías los mismos clásicos a los que solo les cambian la portada cuando hay tantos y tantos autores clásicos completamente ignorados en castellano? Sé que siempre reivindico lo mismo, soy muy pesada, lo sé. No me lo tengáis en cuenta xD.



La premisa de la historia es sencilla. Lady Mary es una anciana de casi noventa años que tiene tan buena salud que cree que nunca va a morir, así que por mucho que la gente de su alrededor le pide que haga testamento, ella se ríe y dice que ya habrá tiempo de hacerlo, ¿a qué vienen tantas prisas? Con ella vive su pupila, también llamada Mary, a la que ha criado desde que era una niña y que se quedará en la calle si lady Mary no le deja nada en el testamento. Un día le da el puntazo, escribe el dichoso testamento, pero por aquello de genio y figura hasta la sepultura, no le dice a nadie que lo ha escrito y lo esconde bien escondido... ¡qué broma más graciosa le va a gastar a la gente cuando vuelvan a insistirle que escriba el testamento y ella enseñe que ya está escrito!



Sí, estáis imaginando bien lo que pasa. Como no podía ser menos, lady Mary muere de repente, no le ha dicho a nadie que ha escrito el testamento ni dónde está escondido, y se va al otro mundo con remordimientos por lo tonta que ha sido y por una broma tan poco graciosa que ha dejado abandonada a su suerte a su pupila. Debe encontrar el modo de comunicarse con los vivos para que el escondite del testamento sea descubierto, y cuando en una especie de ¿purgatorio? le dan la opción de volver como fantasma, acepta. Lo que no imagina es lo complicado que va a resultar su tarea cuando solo pueden verla seres inocentes como los bebés y los niños, cuando no puede hablar y expresarse, o cuando el tiempo para los vivos y los muertos transcurre de un modo muy diferente, y lo que para ella son segundos para su pupila son años viviendo de la caridad de los demás... hasta se entera de lo que la gente piensa sobre ella una vez muerta, lo que dicen cuando creen que nadie les está escuchando, y eso a veces duele.



Como veis la novela está dividida en dos partes. En la primera la protagonista absoluta es lady Mary, y en ella la autora nos hace un retrato nítido y categórico de esta mujer que se pone el mundo por montera y que la da igual ocho que ochenta. A sus noventa años y con su posición social, a ver quién es el listo que le tose. En la segunda lady Mary ha pasado a mejor vida, pero sigue en la historia como fantasma compartiendo protagonismo con su pupila, Mary, y en ella vemos sus intentos por hacerle comprender a alguien dónde está escondido el testamento. Si tengo que ponerle una pega al libro es el comienzo. El primer capítulo es muy pesado, muy denso, demasiado introductorio y explicativo y con párrafos de páginas y páginas... se hace un poco cuesta arriba leerlo. Pero si alguien se decide a leerlo, que pase ese trago lo mejor que pueda y siga, que no deje el libro, porque prometo que a partir del segundo capítulo, cuando ya empiezan a ocurrir cosas, la narración y el ritmo mejoran muchísimo (iba a decir que todo mejora cuando lady Mary muere, pero no quiero parecer una bruja desconsiderada xD).



Tal y como os decía arriba, esta es una historia de fantasmas, pero no tanto una historia gótica. Y de serlo, sería con muchos matices que la diferencian de los relatos góticos victorianos a los que estamos acostumbrados. En estos últimos los protagonistas siempre son mortales que se enfrentan a una situación con tintes sobrenaturales, y el fantasma, de haberlo, suele ser malvado, encanta casas, atrae incautos para matarlos del susto... Vamos, en las novelas góticas victorianas habituales, el fantasma está para asustar, matar, o ambas cosas, pero no suele ser el protagonista (dejemos aparte al fantasma de Canterville de Oscar Wilde). Aquí no, aquí el fantasma es una buena mujer que, después de fallecer, quiere remediar un error terrible, y en el purgatorio le es concedido el deseo de volver a la tierra como espectro hasta que consiga solucionarlo. No hay escenas impactantes, no hay sustos de muerte. Todo transcurre con normalidad porque la razón de ser de este fantasma es una buena acción y la finalidad de la historia es saber si consigue llevarla a cabo, y por ello es una de las dos protagonistas de la historia de pleno derecho, cosa que ahora nos puede parecer lo más normal del mundo pero en el siglo XIX no era así.



Lady Mary cuenta con solo cien páginas pero muy bien aprovechadas. No es de esas lecturas imprescindibles, pero sí de esas que se leen con gusto y que se disfrutan. Oliphant cogió a una protagonista de armas tomar, una mujer de edad avanzada fuerte y con mucho carácter a la que poco le importaban las habladurías, y construye a su alrededor una historia bonita y curiosa en la que nos da un toque de atención sobre las cosas que hacemos en vida y que cuando morimos poca solución tienen; esto lo salpica con un poco de contexto y denuncial social, con un buen meneo de elemento sobrenatural, y un espolvoreo de buenas intenciones que le dan el punto justo de condimento a una trama que se recupera sin problemas del comienzo farragoso y llega un punto que se lee del tirón. De hecho, por poner un ejemplo, toda la parte en la que lady Mary se despierta en un mundo que ya no es el de los vivos, y cómo se da cuenta de que está muerta, la gente que se va encontrando... me parece preciosamente escrito y muy bien narrado.



Si os gustan las historias clásicas victorianas con fantasmas y un punto sobrenatural, pero sin llegar a adentrarse demasiado en el terreno gótico, es una lectura interesante, bonita y agradecida :)
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00




{* *}