InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Bala Perdida


Libros populares ver más


Críticas recientes
laslecturasdelorena
 08 noviembre 2021
La puta y la niña que soñaron Berlín de David Vicente
Antes de empezar a leer el libro, llaman mucho la atención tanto el título como la cubierta, en dos colores y con esa niña y su muñeca cuarteadas. Pero es que además, la primera página empieza fuerte. Desde el principio sabes que es una historia que no te dejará indiferente. Y al terminar el libro, lo primero que pensé fue: tengo que volver a leerlo porque no lo entiendo. Pero al procesar y reposar el libro, fui atando cabos y pude repasar esta historia tan dura con los nuevos datos de que disponía.



La novela relata la historia de Lidia, una prostituta, y Aitana, su vecina de 8 años, huérfana de madre que vive con un padre violento, siempre acompañada de su muñeca, que también tiene voz en este relato. Ambas se encuentran en un momento en el que se necesitan, y después de un acontecimiento, deciden huir a Berlín en una autocaravana. ¿Por qué Berlín? Tendréis que leer el libro para descubrirlo.



Gran parte de la novela se desarrolla como una road movie, lo que la vuelve muy original y entretenida. A pesar de ello y de su brevedad, no encontraremos ligereza, sino una reflexión profunda sobre infancias rotas, vínculos materno-filiales entre dos personas que no comparten lazos sanguíneos y nos encontraremos completamente metidos en una huida que se convierte en una necesidad.



La narración es muy directa, compuesta de frases cortas y capítulos cortos. Va a los hechos, sin adornos superfluos, y a la vez, a través de las palabras de las protagonistas, podemos sentir el dolor, la soledad. Algunos diálogos son desgarradores. Entrelaza capítulos del presente con el pasado de las dos protagonistas para que poco a poco vayamos desentrañando los hechos. Es un libro que aconsejo leer despacio, tomándose su tiempo, porque tiene mucho más de lo que parece en un primer momento.



Me encantan estos libros que hay que procesar después de leer, que dejan poso, que nos dejan tocados, que son mucho más complejos de lo que aparentan.
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
RitaPiedrafita
 04 julio 2021
La puta y la niña que soñaron Berlín de David Vicente
Gracias David, por escribir.

Todo lector que se acerque a la obra de David Vicente sale dañado. Como decía Kafka: “Un libro debe ser el hacha que rompa el mar helado dentro de nosotros”. Y David Vicente rompe, ¡vaya qué si rompe! Nadie sale ileso de sus libros.

Rompe desde el principio. Una niña cuarteada rehuye nuestra mirada en la portada en grises y amarillos de La puta y la niña que soñaron Berlín. Lleva en la mano una muñeca que es parte indispensable, un personaje más, de esta obra.

Primera página y ¡zas!, ya te ha arrebatado algo. Ha removido tus entrañas de tal forma que entiendes que, una vez más, debes leer a este escritor muy despacio mientras buscas lo que no te cuenta. Y es que Vicente tiene un don para narrar la desesperación haciéndole un agujerito por el que entra un difuso rayo de luz.

La puta y la niña que soñaron Berlín, editado por Bala Perdida, es la historia de una niña que necesita una madre y de una no madre que se aferra a una hija que no es suya.

Dos infancias marcadas por el miedo, el deseo de y sentimientos encontrados que se van acercando hasta cruzarse en una sola línea, la raya blanca de la carretera que les permite su huida hacia Berlín.

La puta y la niña, subidas en una autocaravana, escapan de una vida impuesta, no deseaba, rota por los deseos de otros, cuarteada, como la portada. Y a partir de aquí el libro es una película. Una road movie que provoca un visionado lector. Escenas y gestos pasan en la pantalla irreal de la literatura gracias a un estilo breve y eficaz de David Vicente. Y ahí sale el don de David para contar. Frase corta, contundente y dura que narra más de lo que hay. Mucho más. Palabras que cuentan la visión infantil de un adulto y la visión adulta de una niña, que evocan desazón, abandono, soledad. Palabras, en definitiva, que denuncian algo que, por desgracia, nos rodea.

Lidia, a la que la vida le ha arrastrado a la prostitución necesita un clavo al que asirse para poder escapar de sí misma. Aitana, con un padre que la sume en el abandono necesita otro. Un clavo saca a otro clavo. Y eso hacen. Ayudarse en forma de huida.

El lector huye, casi en pantalla cinematográfica, con ellas en continuo flash black mientras recompone el qué, el cómo y el cuando de esta trama. Y anhela ver ahí al fondo el skyline de Berlín.

Leer a David Vicente es sentir pasión por la literatura, es esperar una nueva obra, es amar la lectura, porque este autor no solo turba al lector explorando sus sino que transmite algo mucho más importante, su pasión por las letras.

La puta y la niña que soñaron Berlín duele como debe doler toda gran obra.

Gracias David, por escribir.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
anti_sin_mas
 10 mayo 2021
Mi vida en otra parte de Fernando Ontañon
Lo primero es que no me esperaba una historia así, yo esperaba ver a la Antía de 30/40 años regresando a su ciudad natal y rememorando esos años, pero no, nos encontramos tres líneas temporales, la primera es un presente/pasado en el que Antía está planteandose el suicidio, la segunda es un pasado en el que Antía habla de sus 16 y 17 años, y la tercera es un presente/futuro en el que Antía es una escritora de éxito y vuelve a Galicia para una presentación de su libro, pero es que esta parte, ocupa 30 paginas del libro, pocas más, y yo me esperaba que el libro entero fuera así, además, estas páginas para mí tenían cero interés (bueno, el libro en general) porque en vez de ser ya en el destino, era el viaje hacia allí y las comeduras de cabeza de Antía, aunque bueno, durante todo el libro podemos ver como la protagonista no hace otra cosa que autocompadecerse y reflexionar, lo que me llegó a cansar mucho, siempre era todo negro y nunca veía la salida, aunque en algunos temas la hubiera y fuera muy simple. Además me fastidió mucho que al final, desprestigiara la relación amorosa de dos personas que habían formado parte de su vida, bueno, en realidad desprestigia a la chica, y podría llegar a entenderlo, pero la manera en la que lo hizo...simplemente no. El final fue muy de repente y abierto, y eso a mí no me termina de cuadrar.



Por otro lado tengo que hablar del autor, y es que a mí su manera de escribir no me ha gustado, enrevesaba un montón todas las frases y las hacía interminables, me dio la impresión de que todas las frases tenían que el propósito de hacer sentir y reflexionar, pero todo lo contrario. Además, creo que el tema del acoso escolar podría haber estado mejor llevado. Así mismo, me pareció que el autor quería que nos compadeciéramos de Antía y de todo lo que sufre, pero a mí ella solo me podía causar rechazo, tanto por su forma de lidiar con todas las situaciones, como por muchas otras cosas.



En resumen, es un libro que yo no recomiendo y le puse 1🌟, pero si buscas un libro duro e intenso, puede ser tu libro.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Etiquetas ver más
narrativa   Soledad